dilluns, 7 de juliol de 2014

Duppy Conquerors

Primero de todo, querría pedir disculpas a tod@s l@s que habéis estado enviando mails preguntando por futuros bolos y oportunidades de ver "Jo Mai". Tardamos en responder porque hemos estado ocupados con las diversas aventuras en las que nos hemos enfrascado en la companyia Prisamata, dedicándonos a mover nuestro otro espectáculo en movimiento, "Sé de un lugar", fuera de Catalunya, y cocinando, en el laboratorio, nuevos proyectos aún demasiado verdes como para comentar aún detalladamente.

Los intérpretes de la función también se han disgregado en otros proyectos. Així, cinc cèntims breus: Marcel no para de actuar, dirigir y escribir en cine, teatro, tele, madurando su oficio sin dejar de investigar. Álex se ha dedicado a rodar y prepara un par de peliculas con una pintaza que te mueres. Oriol también tiene algunos proyectos por ahí que huelen muy bien, y no deja de dedicarle amor al teatro, colaborando en una iniciativa tan interesante como "Els Malnascuts" de la Sala Beckett o dándole alas al espectáculo de su propia cia., Espai Dual, "Cabaret K-Barat".

Personalmente, tengo muchas ganas de ver cómo respiramos cuando volvamos a encontrarnos todos de nuevo en el Bar Amparo, porque sé que todos tendremos mucho nuevo a aportar, de nuestros respectivos viajes.

Por otro lado, es un buen momento para recordar cómo empezó todo, allí en el Adrià Antic de l'Antic Teatre, en La Pau, a pan y cuchillo en el Bar Moncho's. O en Camprodon Shore, refugio de nuestra socia eterna Eli Cabrero, y de Esther, casi parte del mobiliario del Bar(sin quitarle el trono a Berta, nuestra cheer-leader número uno). Luego vinieron Bitò, el CAET, el Grec, el Teatre Lliure... Y nos ayudaron a que la máquina pudiera avanzar. Pero es bueno recordar aquellas primeras chispas, con las estufas, aún palpándonos, aislados, haciendo familia. El Bar Amparo.

Por eso, desde que terminamos en el Lliure de Gràcia, teníamos muy claro que "Jo Mai", si seguía caminando, debía de ser en el camino de sus raíces. La apuesta de la que más orgullosos nos sentimos con esta función, y creo que puedo hablar en nombre de todo el equipo, es haber llevado ese Bar Amparo, desolado, doloroso, rabioso, pero lleno de hambre y de alegría visceral, a todo tipo de lugares. "Jo mai" no puede dejar de ser nunca una fiesta ritual, caótica, ebria. No hemos intentado hacer un teatro demasiado confortable, una experiencia de algodón, sino todo lo contrario, un lugar tan incómodo y sudoroso como puede llegar a serlo aquella fiesta tan delirante en la que acabaste cambiando tu vida. De hecho, como nos demuestran iniciativas tan estimulantes y diferentes como "El Teatro del Bario" en Madrid o Teatre d'Estrangis en Catalunya, la experiencia teatral y debe de ser muchas cosas: Esto también.

Así que nuestro plan, con "Jo mai", es seguir abriendo camino en ese lugar en el que ir a fliparlo a un concierto o acudir a una obra de teatro se pueden dar de la mano. Soñamos con un teatro que pueda convertirse en un lugar de encuentro de personas, en un espacio no sólo en el que observar sino en el que vivir, comunicarse, conectar. Y por eso hemos decidido levantar el Bar Amparo...

..en algún lugar, como una seta, aparecer y desaparecer...

...y es esto en lo que estamos trabajando.

No creemos necesario dar muchos más detalles, por ahora. Tan sólo os pedimos un poco de paciencia y atención. Este es un proceso lento, no estamos siguiendo ninguna fórmula ni ningún camino establecido, y tenemos que descubrir los mecanismos, pero no dejamos de ocuparnos en ello. De la misma manera que "Sé de un lugar" ha tenido, y sigue teniendo, más de tres años de vida desde que se estrenó, sabemos que "Jo mai" aún tiene que pasar por varios capítulos más.

Mientras tanto, tenemos que preparar la función en castellano para estrenarla así en Logroño, este Octubre. Estamos intentando poder llevarla a festivales en Madrid y en Buenos Aires, que son las formas de girar más sostenibles económicamente que un espectáculo independiente pero con unas ciertas necesidades técnicas como este tiene. Y nos consta que nuestra distribuidora, Marta Oliveres, sigue buscando bolos por aquí y allá que puedan compaginarse con los complicados calendarios que todos tenemos.



¿Qué le vamos a hacer? Es Teatro. No podemos dejar de hacerlo.
Licencia Creative Commons
jo mai (en procés) por lalialvarezgarriga/cia.prisamata se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en http://jomaienproces.blogspot.com.